martes, 7 de septiembre de 2010

La independencia de Cataluña

Hoy vamos a realizar un pequeño esfuerzo mental y vamos a imaginarnos que Cataluña se independiza de España. ¿Cómo sería esa independencia? ¿Cómo sería el nuevo país creado? ¿Sería cómo ellos lo imaginan a ahora? ¿La realidad sería muy diferente? ¿Cómo se financiaría?, etc., hay muchas preguntas cuya respuesta no sería tan fácil de determinar, en un principio. Pero haciendo un esfuerzo imaginativo, la situación bien podría ser la siguiente:

Cataluña, tras un referéndum convocado en todo el Estado Español, adquiere la condición de Estado independiente de España. Sería como Túnez o Marruecos ya que no pertenecería a la Unión Europea a la que tendría que solicitar su inclusión y siempre reservándose España el derecho de veto sobre tal proposición, por lo que tardarían muchos, muchos años en conseguirlo.

Deberían tener una moneda, ya que al no pertenecer a la Unión Europea no pueden formar parte de la moneda única. Bien podría ser, esa unidad monetaria, el “catalino”, que debería tener un cambio flexible con el euro y con toda seguridad se devaluaría para evitar una inflación importada, con lo que deberían trabajar más que ahora y, por supuesto pagar más impuestos que ahora, por lo que serían más pobres que en la actualidad.

Tendría que existir una frontera entre Cataluña, España y Francia, bien definida, con sus Aduanas respectivas y en las que tendrían que pagarnos los antiguos “aranceles”.

España dejaría de pagar a los Mossos d’Escuadra que, por cierto, no los paga la Generalitat, sino el Ministerio del Interior y más que a policías y guardias civiles, quienes se retirarían de allí. Por tanto tendrían que incrementar sus plantillas para asumir los cometidos que hasta ahora no realizan y ¿cobrarían lo mismo que hasta ahora? No lo creo.

Nos ahorraríamos todo el coste de su Seguridad Social, de sus pensiones, de su paro, de sus vacaciones, etc. Y lo mismo ocurriría con lo que nos cuesta hoy mantener a los inmigrantes que residen allí, que cada vez son más numerosos.

Otro gasto importante, que nos ahorraríamos los españoles, es todo lo que hoy nos cuesta la cantidad de Diputados y Senadores catalanes separatistas que no se consideran españoles, es muy probable que en este hipotético caso que estamos viendo pasasen, la gran mayoría de ellos, a engrosar las listas del paro catalán porque a ver quien les paga sus viajes en primera, sus estancias en hoteles de lujo, sus dietas, sus vacaciones, sus sueldos millonarios de por vida, sus guardaespaldas, sus comilonas, etc.

En el Congreso Español serían sustituidos por Diputados y Senadores españoles que trabajarían por España, ahorrándonos los traductores que ellos nos exigen, cuando deberían hablar en español en sus relaciones con el resto del Estado Español. Y, por supuesto, también ahorraríamos en las “embajadas” que tienen por todo el mundo, que ya veríamos si las seguían manteniendo, seguramente se acabaría tanto derroche porque no lo podrán mantener.

¿Qué pasaría con los españoles allí residentes? Pues poca diferencia habría con lo que sucede hoy en día con ellos. Al ser un país extranjero, sus hijos deberán ser educados en catalán, como ocurre ahora; si quieren montar un negocio tendrán que hacerlo en catalán y según sus normas, como ocurre ahora. Así en todo, luego pocas diferencias habría con la actualidad. Otra cuestión bien diferente sería el trato hacia los españoles que, evidentemente, tendría que cambiar de forma radical ya que su moneda sería dependiente de nuestro euro, cuyo cambio siempre nos sería favorable y su política exterior también dependería, en gran parte de nuestra posición.

Para renovar su actual Carnet de Identidad español, los catalanes tendrían que demostrar que tienen una residencia fija en España y que pagan sus impuestos en España. Lo mismo les ocurriría con el actual Carnet de conducir español, la tarjeta de la Seguridad Social, etc. Lo que les llevaría a nacionalizarse españoles o a renunciar, previamente, a su nacionalidad catalana. ¿Con estas perspectivas volverían a Cataluña los catalanes afincados en España? Yo creo que no.

Habría que pedirles un Visado de entrada cuando quisieran hacer turismo en España. ¡Vaya panorama!

Pero sigamos con más cosas. Si todos los españoles allí residentes cambiasen su dinero de los bancos y cajas catalanas a los bancos y cajas españoles, otro gallo cantaría. Las entidades financieras catalanas con participación en Compañías españolas deberían devolver sus participaciones pues corren el riesgo, al no pertenecer a Europa, de ser nacionalizadas.

Más cosas que ocurría:

¿Qué tipo de gobierno tendría? Sería una República, sería una Autocracia de una clase dirigente exclusiva, como tienen ahora, ¿qué sería? ¿El President de la Generalitat sería el Presidente de la República Catalana? Imaginemos por un momento que eligen un Presidente como Laporta, la ruina del nuevo Estado sería total, se gastaría el dinero del pueblo catalán en juergas y en repartirlo entre él y sus amigotes. ¿Y si el Sr. Sala i Martín fuese el Conseller en Cap? Una bomba.

¿Y la bandera? Las barras de Aragón no podrían ser utilizadas por ellos ya que España no les dejaría al ser parte integrante de nuestra historia, ¿Cuál sería? ¿llevaría el burrito catalán?. Es duro esto.

A quien van a pedir dinero para hacer carreteras o para ampliar sus puertos y sus aeropuertos si no tienen derecho a fondos europeos. Tendrán que hacerlo a España, pagándonos los correspondientes intereses y gastos.

¿Qué harían con el cava?, ya que tendrían que pagar impuestos a la exportación, sin olvidar que el 80% del cava catalán se vende en el resto de España. Nosotros no tendríamos inconveniente en tomar champán francés, cava aragonés o extremeño, tan bueno o mejor que el suyo, o una buena sidra asturiana. No tendríamos ningún problema. Ocurriría igual con el resto de productos catalanes que se venden en nuestros supermercados. Supongo que tendrían que ampliar su mercado a los países árabes ya que una parte importante de su población será originaria de esos países.

Ahora viene lo mejor, los deportes:

Podrán tener su selección de fútbol, y así poder hacer efectiva su vieja reivindicación al estilo escocés. Pero amigo, y el Barça, ¿Qué pasaría con el Barça? Tendría que jugar la liga con el Español, con el Nastic, el con el Reus, con el Figueras y con el Sabadell, con lo que sería de lo más competitiva. Lógicamente Messi, Pujol, Busquets, Xavi, Iniesta, Valdés, Pedrito, Alves, etc. buscarían equipos más competitivos y que le pagasen los sueldos que cobran ahora, en España, Inglaterra o Italia. Ya no sé yo que tal sentará entonces las “señas de identidad catalana”. Terminaría siendo una competición a la altura de países como Egipto, República Checa o Suecia, por poner un ejemplo, ligas menores. Lo mismo ocurría con el Baloncesto, el Balonmano, Hockey, etc. Esto sí que son temas mayores.

En definitiva, la situación que hemos imaginado sería un poco deprimente para esos catalanes que dicen no sentirse españoles aunque es muy fácil decirlo con el dinero y los recursos del resto de España. ¿De verdad se creen estos políticos nacionalistas, vagos, estómagos agradecidos, vividores que van a salir ganando? Me gustaría verlo y de verdad. Durarían en su puesto lo que un caramelo en la puerta de un parvulario, es decir, ni un segundo. Será divertido verles allí macerándose en catalanismo. Y como, mirándose unos a otros, descubrirán con asombro lo pequeños que son, lo pobres que se han quedado y lo aislados que se encuentran al no pertenecer a España.

Afortunadamente hay más catalanes en contra de este hipotético caso que a favor, de lo que me alegro enormemente. Pero también tienen lo que se merecen por permitir que cierta “gente” viva a su costa haciendo ese nacionalismo rancio que además nunca llegará a término porque no es real y mientras sus conciudadanos permiten que se forren y vivan a todo tren lo que no ocurría, con toda seguridad, en el caso que hemos visto.

¿En que quedaría la cosa?.... supongo que esto es un sueño y una reflexión al aire por el bien de todos...

Foto: Dibujo de España y Cataluña separada.

8 comentarios:

  1. si cataluña se separa... zaragoza tendrá mar !!

    ResponderEliminar
  2. ¡Que pena tener que renunciar a ir a ese país imaginario que en su día participó de forma constructiva en la creación de la democracia española, pero que a sus actuales dirigentes se les ha olvidado!Por supuesto dejaría de ir con todo el dolor de mi alma y de mi corazón.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es una pena que pudiera pasar algo parecido a esto, cosa que esperemos no ocurra y deseo que se les ilumine la cabeza a los actuales dirigentes que son, principalmente, quienes fomentan estas fobias.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan Andrés.

    Lo de su independencia es una mera mandanga para seguir sacando tajada del Estado.
    Ahora bien, supongo habreis leido hace dos días la noticia de que la caja única de la Seguridad Social está descompensada. Es decir , que en algunas CCAA es escandalosamente deficitaria.
    Por eso, cuando a veces los catalanes se quejan de que tienen que ponerlas para sufragar prejubilados con 40 años de a 2.000€ por barba quizá tengan algo de razón.
    El sistema así montado no aguanta y creo que en esto estamos todos de acuerdo.

    ResponderEliminar
  5. Afortunadamente es una quimera y con total seguridad no se producirá nunca. lo que he intentado exponer es que no es tan bonito una situación así, como algunos quieren hacernoslo ver. Lo de la compensación de la caja de la SS es un problema de todo el Estado y por supuesto que en cataluña tambien se pagan prejubilados de 2000 euros y algunos de bastantes mas euros. Estoy totalmente de acuerdo en que el sistema así no se aguanta, así que el que tenga que arreglarlo que lo haga y pronto.

    ResponderEliminar
  6. Madre mia! SOLO DIGO Q CATALUÑA Y VASCONGADAS ES ESPAÑA Y QUIEN NO QUIERA SER ESPAÑOL Q EMIGRE!Salud!

    ResponderEliminar
  7. A lo mejor si se separasen, ya no dirían que el Aneto es catalán, porque claramente quedaría en el extranjero y no seguirían robándonos bienes como los de las iglesias de la franja ( aunque igual aprovechaban para no devolverlos nunca, diciendo que eran presentes del consulado de Aragón...) como su lema es " Lo mío es mío y lo de los demás...también" nunca se sabe... JAJA
    Arwen

    ResponderEliminar
  8. Hace unos días recibí un comentario que no voy a publicar porque el insultar y descalificar amparándose en el anonimato es muy fácil y ventajista. No es mi estilo, yo solo pongo en el blog mi opinión, tan respetable como la de cualquiera, sin ofender a nadie y respetando las ideas de todo el mundo.

    ResponderEliminar