martes, 1 de mayo de 2012

El origen del luto


Siempre hemos visto que para guardar luto por la pérdida de un ser querido se utilizan prendas de color negro, pero ¿sabemos de dónde proviene el uso del luto? Vamos a verlo:

Los romanos ya vestían la «toga pulla» de color negro para anunciar la pérdida de un ser querido. Durante la Baja Edad Media, el color que se utilizaba para expresar el duelo era el blanco en lugar del negro. El color negro proviene del miedo a los muertos y del deseo de ocultarse de ellos mediante un atuendo de color oscuro.
En España se utiliza desde el siglo XI. El escritor gallego Álvaro Cunqueiro describe en su obra "Lutos Hispánicos", el luto de las viudas murcianas del siglo XVI de la siguiente manera:

"En un texto recogido por Juan Malara se enumeran los lutos que en el siglo XVI guardaban las viudas murcianas : el de recibo, el de consuelo, cinco de recuerdo y dos de alivio. En el primero , todos los que visitaban a la viuda, y que era exclusivamente personal femenino, renovaban el pésame y se sentaban en silencio una hora larga alrededor de la desconsolada, la cual se salvaba de vez en cuando con agua de azahar. Después del cabo de año, comenzaba el año de consuelo, en el que las visitas charlaban del tiempo, de un predicador célebre que conmovía a los fieles de tal o tal iglesia, de rogativas, de un prodigio que aconteció en Orihuela, y de bordados con lema. Al entrar en el primer año de recuerdo, la viuda convidaba a las visitas a frutas confitadas y bizcocho, y corrían en las veladas, discretamente, pequeñas copitas de vino dulce. Los otros años de recuerdo, estaban constituidos por visitas normales, con refresco y merienda; las visitas ponían a la viuda al tanto de las cosas que pasaban en la villa o ciudad, todo lo referente a casorios, bautizos y difuntos, amores que sonaban, y al final , incluso asuntos un poco picantes en los que siempre asomaba por la puerta de un patio interior la cabeza redonda de un canónigo. Luego, venían los años de alivio, y como ya no sabían que más cargas echarles encima a la viuda, la dejaban tirada en su salón".

En la Inglaterra Victoriana (siglo XIX) se imponía un año de riguroso luto, durante el cual hasta las cortinas se teñían de color negro, y otro de medio luto en el que se podían usar joyas sólo de azabache, pero la reina Victoria y otros, por imitación, guardaron luto toda su vida, aunque las reglas fueron relajándose gradualmente y se convirtió en práctica aceptable para ambos sexos vestirse de colores oscuros hasta un año después de la muerte de un familiar.

Foto: La Princesa de Gales Alejandra de Dinamarca y la Reina Victoria I de luto por la muerte del Príncipe Alberto

No hay comentarios:

Publicar un comentario