miércoles, 26 de agosto de 2015

Tangun, el emperador del Sándalo

Tangun, el mítico primer rey de Corea
Uno de los mitos más importantes de Corea remite a la historia de Tangun, el primer emperador coreano hacia el año 2333 a.C., fundador del reino de Choson, como así se llamaban las tierras que hoy ocupan Corea.  Era hijo de Hwangung y nieto de Hwanin, conocido como el divino Creador o el Rey de los Cielos.

La leyenda comienza cuando Hwangung le revela a su padre el deseo de vivir en la Tierra. Hwanin elige el monte T’aebaek como residencia ideal para su hijo. Hwangung desciende a la Tierra con 3000 compañeros y se declara rey. Reina en armonía y prosperidad, asistido por tres ministros: el conde del Viento, el maestro de la Lluvia y el maestro de las Nubes.

Un día, un oso y un tigre le piden a Hwangung que les ayude a convertirse en hombres, y éste les entrega 20 dientes de ajo y un racimo de artemisa, indicándoles que coman las hierbas y que se retiren a sus cuevas durante 100 días, evitando la luz del sol.

Si cumplen las condiciones impuestas, se convertirán en seres humanos. El trigre, símbolo de la naturaleza salvaje, deja la cueva antes de lo pactado, empujado por su hambre voraz. El oso espera pacientemente y pasados los días de encierro, emerge convertido en mujer.

Hwangung con el oso y el tigre
El oso-mujer desea un hijo y le reza a un árbol de  sándalo para que la ayude. Hwangung decide casarse con ella y poco tiempo después, nace su hijo Tangun, el emperador del Sándalo.


La leyenda cuenta que Tangun se convirtió en el primer humano que gobernó Corea, el ancestro del pueblo coreano, y fue la persona que dio a Choson el nombre de «la tierra de las mañanas calmas».

No hay comentarios:

Publicar un comentario